martes, enero 29, 2013

Por preguntón...

Era un día tranquilo después de una balacera intensa el día anterior, como la consulta estaba mas o menos tranquila decidí dedicar tiempo a la planeacion del nuevo negocio. Tocaron la puerta y amablemente abrí como cada día, con la sonrisa de oreja a oreja.

La paciente que entró era una rubia ojos azules alta, por su acento me di cuenta de que era de rancho, iniciamos la platica y resulto ser hermana de uno de mis pacientes mas frecuentes, así que inmediatamente agarramos cierta confianza. Le pregunte que hacia en la ciudad y me respondió que cuidar a los hijos de su hermano pero que esto era algo altamente aburrido, le comente que el estado posee unas bellezas naturales muy grandes y que debía visitarlas, a lo que ella me respondió que no conocía a nadie que la llevara.

Después de hablar sobre el padecimiento actual etc etc, le pregunte que como se había quedado su novio allá en su pueblo con la noticia de que ella estaría aquí una temporada, a lo que ella me respondió que no tenia novio, inmediatamente los cables se me cruzaron y le hice la pregunta obligada cuando uno esta soltero (jajaj) --Porque una joven guapa como usted no tiene novio--- a lo que ella me dijo, es que no hay nadie guapo allá en mi rancho, terco en el muchacho pregunté --y como te gustan rubia, morenos, blancos--- como vengan solo que sean buena gente.

No sentí que estaba haciendo nada malo, digo son preguntas que se le hacen a alguien extraño, después de ese momento pasamos a la exploración física, ya medio nervioso el muchacho hizo la exploración física mas superficial de la historia con la esperanza de que la susodicha se marchara del lugar sin que nada fuera de lugar pasara, pero, siempre hay un pero; al momento de la consulta me dice --puede ser inyectado el medicamento-- afirmativo respondí  en 3 segundos tenia la receta lista y me estaba preparando para no volver a verla por lo menos en ese día.

Después de un rato tocan la puerta, es la hermosa rubia de nuevo, ahora viene a que le pongan su inyección  la pongo en posición ella decide acostarse, preparo la medicina y se la inyecto, al momento de estar inyectando le dije (ahí sigue el negro por preguntón  --señorita no esta usted un poco joven para traer esas tangas tan sexys-- a lo que ella solo respondió --usted cree doctor--. Total que termine de ponerle la inyección y le digo listo ya puede pararse y me dirijo a mi silla.

Cual va siendo mi sorpresa cuando ella me dice doctor venga, voy inmediatamente pensando que se le perfore una arteria, que le dañe el nervio ciatico etc etc. Lo siguiente que paso es un poco confuso, solo recuerdo que ella estaba con el pantalón bajado hasta las rodillas despaldas, y me dijo: -- y a usted como le gusta, con tanga o sin tanga-- acto seguido se bajo la ropa interior. Solo alcance a decirle me gusta de las dos maneras pero a mi esposa le gusta mas con ropa.

Debo destacar que las gotas de sudor ocasionaron una inundación en la presa de la boca, me  bajo la presión  se me puso la boca seca y comencé a ver borroso. En ese momento ella me dijo --ahh eres casado, lastima-- se puso la ropa agradeció por la inyección y se marchó.  El nivel de stress que maneje en ese momento solo puede compararse como el que tengo cuando voy a migración  Me senté me tome dos cocas y cerré el consultorio por 1 hora.

Y todo..... por preguntón.


2 comentarios:

  1. Anónimo7:11 p. m.

    Vas a dormir en el sillon

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:12 p. m.

    A por cierto soy tu esposa

    ResponderEliminar